Qué ver en Sineu, Mallorca

Vista de Sineu

Hablar de qué ver en Sineu, Mallorca, supone retrotraerse a antes de la conquista de la isla por los cristianos en 1229. Ya entonces se estableció población en esta pequeña localidad. Esos habitantes, a su vez, instauraron un tipo de agricultura dedicada al trigo que la ha hecho el auténtico granero de Mallorca.

También muchos de sus monumentos nos llevan a aquel tiempo y, sobre todo, sus típicas calles estrechas y sus molinos harineros. Junto a todo esto, Sineu nos ofrece el mercado más antiguo de la isla de Mallorca, establecido por un privilegio del rey Jaime I en 1306. Y, sobre todo, mucha belleza y la misma esencia de la isla, en cuyo centro se halla. Para que tengas una guía de esta pequeña localidad de apenas tres mil quinientos habitantes, vamos a mostrarte qué ver en Sineu, Mallorca.

Iglesia de Santa María

Iglesia de Santa María

Iglesia de Santa María, lo primero que ver en Sineu, Mallorca

Es su monumento más emblemático. Edificada en el siglo XIII, hubo de reconstruirse en el XVI a causa de un incendio. Pero, al igual que la primitiva, sigue los cánones del gótico. Asimismo, se amplió su cabecero ya en el XIX y, hace poco tiempo, fue sometida a restauración.

En ella destacan sus arcos y columnas, típicos de la arquitectura de la isla. Pero, sobre todo, su imponente torre campanario exenta, aunque comunicada a través del llamado Pont de Santa Bárbara. En cuanto al interior, presenta una sola nave con crucero y cinco capillas a cada lado. Asimismo, alberga un interesante museo con pinturas, vitrales y candelabros. Pero, sobre todo, son interesantes las «escudellas», antiguas vasijas de cerámica. Está abierto al público los miércoles, coincidiendo con el día de mercado.

El León de San Marcos

León de San Marcos

Estatua del león de San Marcos, patrón de Sineu

Justo delante de la iglesia, en la plaza homónima, se encuentra la estatua del León alado de San Marcos, que simboliza a este evangelista. Porta el escudo de Sineu y fue creada por el escultor Joan Maimó e inaugurada en 1945 coincidiendo con el tercer centenario del nombramiento de San Marcos como patrón de la villa.

Por eso, el 25 de abril tienen lugar importantes fiestas para homenajearlo. Sin embargo, las patronales se desarrollan a mediados de agosto. Y, ya que de celebraciones te hablamos, queremos mencionarte Sa Fira, que, como su propio nombre indica, es la feria de Sineu. Como el mercado, fue establecida por un privilegio del rey don Sancho en 1318. Tiene lugar el primer domingo de mayo.

En ella, podrás encontrar de todo. Estaba dedicada a los productos agrícolas, pero, con el tiempo, se le han añadido otros muchos, que van desde coches hasta maquinaria para el campo. Asimismo, ofrece numerosas atracciones a los más pequeños y actividades deportivas.

Palacio de los Reyes

Palacio de los Reyes

Torre del Palacio de los Reyes

Es, actualmente, el convento de las Monjas Concepcionistas, Pero fue construido en el siglo XIV por orden del rey Jaime II sobre los restos del alcázar del emir musulmán Mubaxir. No obstante, la edificación actual incluye una ampliación realizada en el XVII, justamente, para adaptarlo a su función conventual, aunque sigue teniendo especto de palacio fortificado. Así, junto a él, puedes ver una iglesia de estilo barroco.

No era el único convento de Sineu. También tenía el de los Mínimos o de Jesús María, igualmente edificado en el siglo XVII y ampliado cien años más tarde. Con la Desamortización de Mendizábal, en 1835, los frailes fueron expulsados y la instalación quedó vacía. Ya en 1877 se convirtió en el Ayuntamiento de Sineu. Actualmente, también alberga la Biblioteca y el Archivo Municipal.

Por otra parte, en la Casa Consistorial se guarda la barcella. Es un antiguo recipiente de bronce que servía para medir el trigo. Por tanto, se llama igual que la medida usada para ese fin antes de introducirse el Sistema Métrico Decimal. Para ver esta pieza y también los escudos medievales de Sineu y del antiguo reino de Mallorca, tienes que pedir cita.

Oratorio de San José, imprescindible entre lo que ver en Sineu, Mallorca

Claustro de San Francisco

Claustro del convento Jesús María de San Francisco

En el antiguo hospital fundado en 1249 por el rey Jaime I el Conquistador, tienes otro lugar imprescindible entre lo que ver en Sineu, Mallorca. Te hablamos del Oratorio de San José. Y es necesario que lo visites porque alberga piezas de enorme valor.

Así, el Santo Cristo de la Sangre, una escultura que realizó Gaspar Gener en el siglo XVI y que preside las procesiones de Semana Santa. Pero también un retablo renacentista de la Virgen del Rosario atribuido a Rafael Guitard o la propia talla de San José, que es del siglo XVII. Por su parte, el Oratorio era, originariamente, gótico, pero ha sufrido distintas reformas a lo largo del tiempo que lo han modificado.

Casas señoriales y cellers

Casas en Sineu

Casas tradicionales en Sineu

A pesar de su pequeño tamaño, la villa de Sineu también cuenta con algunas casas aristocráticas. Son construcciones de estructura sencilla, aunque señorial, que responden al estilo constructivo mallorquín. Pero, quizá, más curiosos son los cellers. Reciben este nombre las antiguas bodegas donde se almacenaba el vino producido en la zona.

La más famosa es la de Son Toreo, que además posee un precioso edificio con mirador y escudos familiares. Actualmente, es un restaurante donde podrás saborear la deliciosa comida de la isla en un ambiente tradicional.

La estación, otra parada entre lo que ver en Sineu, Mallorca

Estación de Sineu

Estación de Sineu, convertida en centro de arte

En el edificio de la estación de ferrocarril de Sineu se ha instalado el Centro de Arte de la localidad, con pinturas y otros objetos. Igualmente, en el antiguo andén se creó un jardín romántico en el que puedes descansar de tu visita a la villa.

Por otra parte, si paseas por las típicas calles de Sineu, verás pozos y cruces medievales y, ya en las afueras, algunos de los molinos harineros que te hemos mencionado. Pero, además, en los alrededores tienes otras poblaciones de interés con las que complementar lo que ver en Sineu, Mallorca. Te hablaremos de ellas, pero antes debemos hacerlo del mercado tradicional.

El mercado tradicional

Mercado en Sineu

Mercado tradicional de Sineu

Si quieres ver Sineu en todo su esplendor, te aconsejamos que lo visites en miércoles, que es el día que se celebra su mercado tradicional. Como ya te hemos dicho, fue instaurado gracias a un privilegio del rey Jaime II en 1306. Pero hay constancia de que ya se celebraba en 1213, durante la dominación musulmana.

El evento ha dado nombre a la plaza donde se desarrollaba, que todavía hoy se conoce como Mercadal. Al igual que Sa Fira, en sus orígenes era principalmente agrícola y artesano. Pero, actualmente, puedes encontrar en él otras muchas cosas. Por supuesto, sigue ofreciendo los frutos de la huerta mallorquina y cerámica de la zona. Pero también ropa, herramientas, utensilios para el hogar e incluso ganado.

Qué ver cerca de Sineu

Cuartel general Luque

Cuartel general Luque, en Inca

Cerca de Sineu tienes preciosas localidades como Selva, con una iglesia gótica del siglo XIII; Costich, en cuyo término municipal está el santuario talayótico de Son Corró; Sancellas, con su conjunto histórico de Ruberts, una aldea tradicional mallorquina, o Algaida, núcleo originario de la repoblación de la isla. Pero, sobre todo, destacan por su importancia las villas de Inca y Binisalem.

En cuanto a la primera, es bastante más grande que Sineu, pues cuenta con unos treinta y tres mil habitantes. Pero, sobre todo, destaca por sus preciosos monumentos. En cuanto a los de tipo religioso, tienes que ver la iglesia barroca de Santa María la Mayor. Al mismo estilo pertenecen el monasterio de Sant Bartomeu y la iglesia y claustro de Santo Domingo. En cambio, la ermita de Santa Magdalena, ubicada en la montaña del mismo nombre, es gótica del siglo XIV.

Respecto a la arquitectura civil de Inca, destacan Es Quarter, un edificio del siglo XVIII que se usó como cuartel y construcciones modernistas de principios del XX como Can Janer y Can Fluxà. Junto a ellas, también puedes visitar el Teatro Principal y, sobre todo, el antiguo cuartel General Luque, que actualmente alberga el Museo del Calzado.

Por otra parte, en los alrededores de Binisalem, tienes que visitar los llamados casales de posesión. Se trata de casonas señoriales con terrenos y viviendas para los payeses que pertenecían a los aristócratas de la zona. Entre ellas, destacan el de Morneta, del siglo XVII, y el de Bellveure, de la misma época, aunque posee elementos del XV. Más antigua parece ser la torre de Can Moranta, mientras que el de Can Cabrit posee estructuras arquitectónicas singulares.

Ayuntamiento de Costich

El Ayuntamiento de Costich, localidad cercana a Sineu

Ya en el casco urbano, te recomendamos que te acerques a la plaza de la Iglesia, lugar de recreo de la villa y adornada con bonitas estatuas. Pero, fíjate sobre todo en el templo que le da nombre. Es la iglesia de Santa María Robines, construida en el siglo XVIII siguiendo los cánones del barroco. Además, Binisalem es, como Sineu, tierra de vinos. Por eso, si te gusta la enología, te aconsejamos que visites alguna de sus bodegas. En ellas, podrás conocer los secretos del cultivo de la vid y hacer una cata de los caldos de la zona.

En conclusión, te hemos mostrado qué ver en Sineu, Mallorca, y también lo que te ofrecen las localidades de los alrededores como Binisalem e Inca. Pero, igualmente, no olvides acercarte a ver la maravillosa Palma de Mallorca, capital de la isla. En esta, son visitas imprescindibles la extraordinaria catedral de Santa María, una joya del gótico levantino; el castillo de Bellver, único de planta redonda en España; el Palacio de la Almudaina, cuyo origen es musulmán, y el Pueblo Español, que recrea edificios singulares de distintas regiones de nuestro país. Anímate a viajar a las preciosas islas Baleares y cuéntanos tu experiencia.

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*