San Vicente de la Barquera

Vista de San Vicente de la Barquera

San Vicente de la Barquera

San Vicente de la Barquera es identificado por muchos historiadores con el Portus Vereasueca romano. Se encuentra en una ubicación natural privilegiada, al pie de una bahía que conforma el estuario de la ría de San Vicente, dentro del Parque Natural de Oyambre. En este puedes ver bosques, impresionante acantilados y un conjunto de dunas que, junto a las de Liencres, se hallan entre las más importantes de la costa cantábrica.

Pero no solo destaca San Vicente de la Barquera por su exuberante naturaleza. También es una villa señorial en la que puedes ver numerosos monumentos. Una excelente gastronomía completa lo que te ofrece la localidad de Cantabria. ¿Te animas a conocerla?

Qué ver en San Vicente de la Barquera

Podría decirse que la villa está dividida en una parte antigua y otra más moderna. La primera, conocida como Puebla Vieja de San Vicente, alberga la mayoría de los monumentos, mientras que la segunda pone a tu disposición todos los servicios.

Puebla Vieja de San Vicente

Elevada sobre un cerro calizo, dominando la bahía y resguardada por unas murallas medievales almenadas encontrarás la Puebla Vieja, un lugar que, desde el punto de vista monumental, no tiene desperdicio.

Castillo del Rey

Su mayor atractivo es el castillo del Rey, edificado en el siglo XIII sobre las ruinas de otro anterior. Tiene planta rectangular y dos torres, una cuadrada y otra en forma de pentágono. La construcción es de mampostería con sillería en los extremos.

El castillo del Rey

Castillo del Rey

Iglesia de Santa María de los Ángeles

El otro gran monumento de la Puebla Vieja es la iglesia de Santa María de los Ángeles, un impresionante edificio que es Bien de Interés Cultural. Puedes acceder a ella a través de la llamada puerta de los peregrinos, que atraviesa la muralla. El templo fue construido en el siglo XIII aunque sería ampliado posteriormente y es de factura gótica. De hecho, es una de las mejores muestras de este estilo de toda Cantabria.

Si imponente es su exterior, con sus dos espadañas y su puerta abocinada con seis arquivoltas, no menos lo es su interior. Dentro de la iglesia puedes ver el precioso sepulcro del inquisidor Antonio del Corro, realizado con mármol y de estilo renacentista. Además, debes fijarte en el retablo barroco donde se halla la escultura de la Virgen de los Ángeles, obra de finales del siglo XV.

La casa del inquisidor Corro

Justamente el tercer monumento de la Puebla Vieja de San Vicente de la Barquera es la antigua casa de este inquisidor. Se trata de un palacete renacentista con fachada clásica y adornos platerescos que se construyó en el siglo XVI y que actualmente es sede del Ayuntamiento de la villa.

Otros monumentos de San Vicente de la Barquera

Sin embargo, no todo el patrimonio monumental de la villa cántabra se encuentra en la Puebla Vieja. También puedes ver fuera de ella el antiguo convento de San Luis y la torre del Preboste. Pero, sobre todo, te aconsejamos visitar la preciosa capilla de la Virgen de la Barquera, del siglo XV y que guarda la imagen de la patrona de la localidad.

Según la leyenda, esta efigie llegó a San Vicente en una barca sin tripulación y, durante siglos, se encargó de guiar el rumbo de los marineros para que no naufragaran. Conmemorando esta leyenda, se celebra todos los años la fiesta de La Folía, que es de Interés Turístico Nacional.

Vista de la iglesia de Santa María de los Ángeles

Iglesia de Santa María de los Ángeles

La Barquera

Se denomina así a la zona del puerto. Pequeño y acogedor, te aconsejamos darte un paseo por él observando las pequeñas embarcaciones de pesca y los veleros de recreo. También puedes tomar algo en uno de sus bares típicos.

Las playas de San Vicente

Otro de los grandes atractivos de San Vicente de la Barquera son sus preciosas playas, algunas costeras y otras al borde de su preciosa ría enmarcada por el fondo de los Picos de Europa. Algunas de estas playas son Fuentes, El Rosal o El Tostadero. Pero hay dos que sobresalen respecto a las demás por motivos diferentes.

Una es la de Merón, impresionante arenal de tres kilómetros que está cerca de la villa, tiene fácil acceso y un amplio estacionamiento para coches. Y la otra es la de Gerra, que es privada pero ideal para la práctica del surf por sus vientos y oleaje.

Qué comer en San Vicente de la Barquera

La gastronomía de la villa cántabra es magnífica, como la de toda la región. Los barquereños suelen definirla como «el sabor del mar en la mesa» porque está basada en los pescados y mariscos de la zona. En este sentido destacan las ostras de la propia ría de San Vicente de la Barquera, que son magníficas según los expertos.

Vista de la playa de Merón

Playa de Merón

No obstante, también se combinan con los frutos de la huerta y con los embutidos de la zona de Liébana y los Picos de Europa. Buena muestra de ello es el sorropotún, que es el nombre que dan a la marmita de bonito y que lleva este pescado, patatas, cebolla, pimiento y tomates. Además, tiene su propia celebración: durante el Día del Mozucu, que es el 9 de septiembre, se reparten hasta cinco mil raciones de este guiso.

En cuanto a los dulces, destacan las pejinas, que se elaboran con cabello de ángel y hojaldre, aunque también puedes degustar las corbatas de la cercana Unquera. Y, si prefieres un postre menos azucarado, tienes los magníficos quesos de Bejes-Tresviso. Pero, en todo caso, para hacer bien la digestión, puedes tomar un orujo de Liébana.

Cuándo es mejor visitar San Vicente

El clima en la villa cántabra es suave, con inviernos frescos y veranos cálidos pero no calurosos. Al tratarse de una localidad costera con magníficas playas, te recomendamos que la visites en verano. Además, en esa época se celebran algunos eventos interesantes en San Vicente. Por ejemplo, la festividad de El Carmen, de gran tradición, o el Certamen de la Canción Marinera, ambos en julio.

No obstante, también puedes ir a la villa cántabra en primavera. En abril o en mayo (la fecha exacta cambia) tiene lugar la fiesta de La Folía, declarada de Interés Turístico Nacional y de la que ya te hemos hablado.

La ría de San Vicente de la Barquera

Ría de San Vicente de la Barquera

Cómo llegar a San Vicente de la Barquera

Puedes viajar a la localidad cántabra en tu propio coche. La carretera más rápida para llegar es la A-8. No obstante, si prefieres el transporte público, hay autobuses que te llevan hasta San Vicente e incluso ferrocarril. La línea de Santander a Oviedo tiene parada en la villa.

Y, si viajas desde más lejos, el aeropuerto más cercano es el de la capital de Cantabria, que se halla a unos sesenta kilómetros.

En conclusión, San Vicente de la Barquera es uno de esos pueblos del norte de España que están llenos de atractivos. En su caso, un buen patrimonio monumental, un entorno natural impresionante y magnífica gastronomía.

¿Quieres reservar una guía?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*