Tradiciones de Brasil

Pan de Azúcar

Hablarte de las tradiciones de Brasil es hacerlo de costumbres que hunden sus raíces en los mismos orígenes de la nación iberoamericana. Pero también de otras más modernas que fueron llevadas hasta ella por los emigrantes llegados en los siglos XIX y XX.

Asimismo, estas tradiciones engloban ritos y celebraciones laicas como el carnaval o religiosas como las Fiestas Juninas. Pero también aficiones llevadas al extremo con el gusto por el fútbol y, por supuesto, una gastronomía rica y variada. No debes olvidar que el país tiene una amplia diversidad cultural e influencias muy distintas que son resultado de tener más de doscientos millones de habitantes. Y, sobre todo, de que en él se han mezclado diferentes pueblos indígenas y procedentes de otros lugares del mundo. Fruto de todo ello son las tradiciones de Brasil. Vamos a mostrarte algunas de las más importantes.

El carnaval y otras celebraciones

Carnaval de Río de Janeiro

Carnaval de Río de Janeiro, una de las grandes tradiciones de Brasil

Quizá la tradición de Brasil más famosa en todo el mundo sea la celebración del carnaval. Los tienes repartidos por todo el país, pero, sin duda, el más famoso es el de Río de Janeiro, considerado el mejor del mundo. Curiosamente, la idea de celebrarlo fue llevada por emigrantes portugueses a principios del siglo XVIII.

Según la documentación, se desarrolló por vez primera en 1732, pero, desde entonces, ha alcanzado un desarrollo exponencial, con miles de personas que viven de prepararlo y millones de participantes. En todos los barrios de la ciudad se hacen desfiles y otros eventos, pero las actividades centrales se desarrollan en el Sambódromo del marqués de Sapucaí.

Esta instalación, creada por el prestigioso arquitecto Óscar Niemeyer, alberga el desfile en el que están las principales escuelas de samba de Río. Son un total de catorce y cada una de ellas aporta unos cinco mil participantes. Es decir, que desfilan en total unas setenta mil ataviadas con alegres indumentarias, espectaculares carrozas y, por supuesto, bailando samba.

Un jurado puntúa la intervención de cada escuela y la vencedora obtiene enorme prestigio. Pero también se desarrollan otras actividades en el carnaval como la elección del rey Momo y de la reina.

Por otra parte, hay otras celebraciones en Brasil que también son muy populares. Es el caso de la fiesta de Lemanjá, que tiene lugar de madrugada a principios de febrero y durante la cual se hacen ofrendas a la deidad del mar así llamada. Es una tradición de origen nigeriano que fue llevada a América por los primeros esclavos.

También es muy importante la fiesta del Forró, un popular baile del norte del país, que se celebra en torno a la noche de San Juan. Asimismo, en junio se desarrollan las Fiestas Juninas, que ya te hemos mencionado y que conmemoran las figuras de San Antonio, San Juan y San Pedro. Finalmente, las Congadas se celebran en torno a San Benedicto.

La capoeira, otra danza entre las tradiciones de Brasil

Capoeira

Ronda de capoeira

Pese a lo que te hemos dicho, hay otra especie de danza que es muy popular entre las tradiciones de Brasil. No obstante, para ser rigurosos, debemos señalar que es mucho más que un baile, ya que combina la danza con las artes marciales y la expresión corporal. No en balde, la ronda de capoeira (como se denomina al círculo de personas que la interpreta) ha sido declarada patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

También fue llevada a América por los esclavos llevados desde África, concretamente desde la actual Angola donde quizá era una danza de cortejo. También hay estudiosos que señalan que la capoeira era la forma en que los propios esclavos se entrenaban para rebelarse contra sus dueños sin que estos se dieran cuenta. De ahí su combinación de baile con técnicas de lucha.

De hecho, con el fin de la esclavitud, empezó a practicarse mucho menos. Sería ya a principios del siglo XX cuando se recuperase como elemento cultural por estudiosos como Mario Aleixo y Aníbal Burlamaqui. Desde entonces, ha adquirido un enorme auge, con academias en todo el mundo.

Sin embargo, la capoeira brasileña es toda una cultura. Hasta no hace mucho, sus aprendices debían ser introducidos por un iniciado y recibían un bautismo durante el que se les proporcionaba un mote. En todo caso, la ronda se realiza por dos participantes que recrean movimientos y simulan golpes apoyados por el sonido de los berimbaus, unos instrumentos de cuerda. Pero su movimiento primordial es la llamada ginga, que consiste en alternar dos posiciones básicas, la inicial y su paralela.

La capoeira es, junto a la samba, la danza ritual más importante entre las tradiciones de Brasil. Con ambas se emparenta, asimismo, el maculelé, que se interpreta entre dos participantes haciendo chocar sus palos.

El fútbol, casi una religión

Selección brasileña de fútbol

Un partido de la selección brasileña de fútbol

El llamado deporte rey es seguido en todo el mundo por cientos de millones de personas. Y en la América Latina se siente devoción por él. Pero Brasil es uno de los países donde tiene mayor acogida. No es casualidad que sea el que más copas del mundo ha ganado. Según la Fundación Getulio Vargas, treinta millones de personas juegan al fútbol en Brasil, que además cuenta con unos ochocientos equipos y con once mil jugadores federados.

Pero la afición de los cariocas por el deporte rey va mucho más allá. Cuando su país queda eliminado en un mundial, lo consideran poco menos que una afrenta. Asimismo, cuando se televisa un partido, muchos no van a trabajar para verlo. Incluso las elecciones generales suelen hacerse coincidir con los grandes campeonatos internacionales para aprovechar la exaltación nacional que se crea. Y muchos ex-futbolistas terminan engrosando las listas electorales gracias a su popularidad.

Por otra parte, los brasileños han tenido siempre una forma propia de jugar al fútbol. Es lo que se ha conocido como el jogo bonito, una manera muy técnica, ofensiva y espectacular de comprender la táctica que ha hecho famosa a su selección en todo el planeta. En realidad, no podrían asumir que su combinado nacional jugase de otro modo, aunque últimamente se ha europeizado en su estilo. Pero, en cualquier caso, el fútbol figura, sin duda, entre las tradiciones de Brasil.

Los trajes típicos

bahianas

Trajes de bahianas, típicos entre las tradiciones de Brasil

Si en países relativamente pequeños como España o Italia resulta difícil hablar de un solo traje típico, imagínate en el caso de Brasil, con ocho millones y medio de kilómetros cuadrados y más de doscientos diez millones de habitantes. Sin embargo, entre los muchos que podemos encontrar en la nación americana, destaca el de Bahía.

Tiene sus raíces en la religión candomble llegada desde África. Las mujeres llevan camisú, una blusa blanca con bordados hechos a mano, y saias o largas y voluminosas faldas del mismo color e igualmente bordadas. Asimismo, el pano da costa es una suerte de turbante que se ponen en la cabeza. Finalmente, como adornos se usan largos collares de tonos alegres. En cuanto al hombre, también lleva camisa y pantalón blanco componiendo un atuendo parecido al que se usa para la capoeira.

Sin embargo, las ropas típicas de Penambuco o Paraíba son muy diferentes. Destacan por su gran colorido, sus volantes y zapatos de tacón en las mujeres y por los trajes con chaleco, camisa de cuello duro y corbata en los hombres. Como el anterior, se usa en celebraciones. Por ejemplo, en este último caso para interpretar la quadrilha, un baile folclórico de las Fiestas Juninas.

La gastronomía, elemento vital entre las tradiciones de Brasil

Vatapá

Una ración de vatapá

Todo lo que te hemos dicho anteriormente sobre el tamaño y el número de habitantes de Brasil es igualmente aplicable a la gastronomía. Cada región tiene la suya propia, tan variada como deliciosa. No obstante, hay algunos platos que puedes probar en todo el país. La gastronomía brasileña es resultado de tres sustratos que se han ido superponiendo: el indígena o nativo, el europeo y el africano. Como resultado, encontrarás platos que te resultarán conocidos, pero elaborados de una forma distinta.

Probablemente, la receta nacional por excelencia sea la feijoada, que, justamente, refleja la influencia portuguesa. Lleva arroz, frijoles negros y carne de cerdo en salazón. Asimismo, se espolvorea con harina de mandioca y, en algunos lugares, se le añade incluso longaniza.

También es muy popular la moqueca de peixe, un cocido de pescado que se prepara con cebolla, tomate, chile, hojas de malagueta y cilantro, leche de coco y aceite de palma. Como curiosidad, te diremos que existen dos variantes: la moqueca bahiana y la capixaba. La principal diferencia entre ambas es que la primera lleva achiote en vez de aceite, pero ambas se disputan la autenticidad de la receta.

Igualmente originario de Bahía es el vatapá, salsa que se elabora, normalmente, para acompañar al acarajé. Este último es un bollo preparado con masa de puré de alubias y camarones que se fríe en aceite de palma. Por su parte, la citada salsa lleva harina, jengibre, pimienta, cacahuete, leche de coco, cebolla e, igualmente, aceite de palma.

Pero, si te gustan las sopas, te recomendamos el tacacá no tucupí, que se compone de dos caldos. El primero se hace con hierba jambú, mientras que el tucupí se elabora con mandioca y camarones. Luego se mezcla para tomar unido. Existe una variante que se prepara con pato, ajo, arroz, beicon y hortalizas.

Brigadeiro

Unos brigadeiros

En cuanto a los postres, te aconsejamos que pruebes el beijinho de coco o besito de coco. Es un dulce que se elabora con esta fruta, mantequilla y leche condensada. También lleva leche condensada y mantequilla otro pastel, el brigadeiro, que además incluye chocolate en polvo y granulado. Finalmente, las bebidas nacionales por excelencia son el café y la cachaza. Esta última es un destilado que se elabora con caña de azúcar. No obstante, el cóctel por antonomasia en Brasil es la caipiriña, que lleva, precisamente, cachaza, lima, azúcar y hielo.

En conclusión, te hemos mostrado algunas de las principales tradiciones de Brasil. Pero podríamos mencionar otras festividades como el Cirio de Nazaré o el carnaval de San Salvador de Bahía; estilos musicales como la bossa nova o trajes típicos como los de las tribus del Amazonas. ¿No crees que todas estas costumbres y tradiciones son apasionantes?

¿Quieres reservar una guía?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*