Cluj Napoca, ¿qué ver?

Cluj Napoca

Responder a la pregunta Cluj Napoca, ¿qué ver?, supone hablarte de la capital histórica de la región de Transilvania, famosa por Vlad III el Empalador, que dio origen al personaje literario del conde Drácula. Se encuentra, por tanto, al noroeste de Rumanía, en el valle del río Somesul Mic.

Debido a su agitada historia, Cluj es una ciudad profundamente bicultural en la que tiene tanta importancia lo rumano como lo húngaro. Asimismo, ese pasado le ha hecho poseer buen número de monumentos que conforman un patrimonio arquitectónico espectacular. Por todo ello y sin más preámbulos, vamos a responder para ti a la cuestión Cluj Napoca, ¿qué ver?

Catedral ortodoxa

Catedral ortodoxa

Catedral ortodoxa de Cluj Napoca

Sin embargo, el primer monumento del que vamos a hablarte es bastante reciente. Se trata de la catedral de la Asunción, el edificio de la iglesia ortodoxa más importante de la ciudad. Porque fue construido en los años veinte del pasado siglo.

Sin embargo, responde a los cánones del estilo brâncovenesc. Con este nombre, que se debe a Constantin Brâncoveanu, quien fue administrador del Principado de Valaquia, se conoce al Renacimiento rumano, que vivió su apogeo entre finales del XVII y principios del XVIII. Asimismo, incluye elementos del estilo bizantino

La catedral ortodoxa recupera ese estilo y se debe a los arquitectos George Cristinel y Constantin Pomponiu. Externamente, destaca por su fachada de ladrillo y piedra, pero, sobre todo, por su domo o cúpula, inspirado en el de Santa Sofía de Estambul y sujetado por dieciocho columnas bellamente esculpidas.

En el interior del templo, por su parte, puedes ver hermosos murales pintados por Anastase Demian y Catul Bogdan. Encontrarás la catedral en la plaza Avram Iancu, de la que volveremos a hablarte muy pronto, junto a la estatua de este destacado político local.

La iglesia de San Miguel

Iglesia de San Miguel

La espectacular iglesia de San Miguel

Es más antigua que la anterior, pues se edificó en el siglo XIV siguiendo las normas del gótico. Sin embargo, su torre es muy posterior, ya que se construyó en el XIX, bien es cierto que respetando el estilo del resto del templo. Asimismo, es la segunda iglesia más grande de Transilvania (tras la de Biserica Neagrâ en Brasov) y la principal de la religión católica en la ciudad.

Externamente, destaca la portada oeste, en la que puedes apreciar los tres escudos de armas de Segismundo de Luxemburgo, rey de Hungría y Bohemia, así como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico. Ya te hemos hablado de la vinculación histórica de Cluj con Hungría. De hecho, sigue albergando la comunidad cultural de aquel país más grande de toda Rumanía.

Respecto al interior del templo, debes fijarte en el altar, que data de finales del siglo XIV; en su sacristía del XVI; en sus preciosas vidrieras y en su imponente órgano de tubos del XVIII obra de Johannes Hahn. Además, frente a él se encuentra la estatua ecuestre dedicada a Matías Corvino, rey de Hungría, Croacia y Bohemia nacido en la ciudad.

La plaza Avram Iancu y otras zonas destacadas de la ciudad

Plaza Avram Iancu

La plaza Avram Iancu con la estatua a este político rumano en primer término

Como te prometíamos, volvemos a esta plaza de la que te hablábamos al referirnos a la catedral ortodoxa. Porque cualquier respuesta a la pregunta Cluj Napoca, ¿qué ver? pasa por detenerse con calma en ella. No en balde, suma el mayor número de monumentos de la ciudad. Junto al templo que ya te hemos mostrado, está el Teatro Nacional Lucian Blaga, un bonito edificio de formas neobarrocas y alegres colores. Sus diseñadores fueron los arquitectos Ferdinand Fellner y Hermann Helmer y se construyó a principios del siglo XX. No obstante, en su vestíbulo hay algunos elementos vanguardistas.

También verás en la plaza el palacio de Justicia, construido a finales del siglo XIX combinando elementos, igualmente clásicos con un estilo ecléctico. Su creador fue el arquitecto Gyula Wagner.

Junto a estas dos edificaciones, se encuentran en este espacio urbano otros palacios. Entre ellos, los de la Prefectura, de Finanzas, de la Metrópoli Ortodoxa y de Caile Ferate Rômane (compañía de ferrocarriles de Rumanía). Por otra parte, en la calle Iuliu Maniu, que es la más importante de Cluj y que conecta la plaza Avram Iancu con la de Unirii (donde está la iglesia de San Miguel), también tienes un importante conjunto de edificios de estilo ecléctico.

El Jardín Botánico y otras zonas verdes

Jardín Botánico

Jardín Botánico de Cluj Napoca

El Jardín Botánico Alexandru Borza es una extensión de catorce hectáreas creado en 1872 por el estudioso y erudito Sámuel Brassai. Actualmente, es administrado por la Universidad Babes-Bolyai, a la que sirve también como centro de estudios. Todo en él es interesante, pues cuenta con unas diez mil especies vegetales de todo el mundo.

No obstante, algunas de sus principales atracciones son el jardín japonés, que incluye una casa tradicional nipona, y el jardín romano, que, a su vez, posee varios restos arqueológicos de la primitiva Napoca. Asimismo, son muy interesantes sus invernaderos con plantas ecuatoriales; su Museo Botánico, con casi siete mil piezas; el herbario y el instituto, donde los universitarios investigan sobre biología y geología.

Junto a este jardín, el otro gran espacio verde que ver en Cluj Napoca es el Parque Central. Creado en el siglo XIX es el más importante entre los urbanos de la ciudad. Asimismo, está adornado con un gran conjunto de estatuas clásicas e incluye el espectacular edificio del antiguo casino.

Museos de Cluj Napoca

Palacio Bánffy

Palacio Bánffy, sede del Museo Nacional de Arte

Continuando con nuestra exposición de respuesta a la pregunta Cluj Napoca, ¿qué ver?, llegamos ahora al patrimonio de museos de la ciudad. Y lo cierto es que sorprende el alto número de ellos con que cuenta. Justamente en la plaza del Museo tienes el Nacional de Historia de Transilvania, abierto a mediados del siglo XIX. En su interior, puedes ver muestras fijas de épocas que van desde la Prehistoria hasta el Medievo, así como exposiciones temporales.

Pero, sobre todo, destaca su colección de piezas pertenecientes a la cultura Wietenberg, etapa decorativa de la Edad de Bronce en los Cárpatos que toma su nombre, precisamente, del yacimiento homónimo ubicado en Transilvania. Además, cerca de esta plaza tienes una iglesia franciscana de estilo barroco y la casa natal del ya citado Matías Corvino, de estilo gótico y también convertida en museo. Asimismo, es la zona típica de bares y restaurantes de la ciudad. Pero más curioso aún es el Museo de Farmacia, que se encuentra en la plaza Unirii, ubicada donde estuvo la primera botica de la localidad, abierta en 1573. Incluso puedes ver una recreación de lo que fue su laboratorio. Sin embargo, es más importante el Museo Nacional de Arte.

Este se halla en el palacio del conde Giörgy Bánffy, que es el edificio barroco más importante de Cluj. Se creó a mediados del siglo XX y alberga colecciones de los principales artistas rumanos. Por ejemplo, de los pintores Nicolae Grigorescu y Stefan Luchian, así como del escultor Dimitrie Paciurea. Pero también cuenta con obras de autores húngaros como József Koszta o István Réti. Y, sobre todo, de grandes creadores europeos como los barrocos Luca Giordano y Carlo Dolci o el romántico Louis Barye. No obstante, su colección más importante es la de grabados, que incluye obras de los mejores artistas de esta disciplina entre los siglos XVI y XX. Entre ellos, Salvatore Rosa, Giovanni Piranesi u Honoré Daumier.

Finalmente, te hablaremos del Museo Etnográfico, que cuenta con dos sedes. Una de ellas es el edificio cercano a la plaza Unirii, donde se exponen numerosos objetos de tiempos pasados como herramientas, armas o juguetes. En cuanto a la segunda, se halla fuera de la ciudad, al aire libre. La componen varias casas tradicionales de los siglos XVII al XIX reconstruidas.

Otros monumentos de Cluj Napoca

Calle Iuliu Maniu

Calle Iuliu Maniu vista desde la plaza Unirii

Hay otros puntos de interés en la ciudad rumana de los que también debemos hablarte si deseamos contestar a la pregunta Cluj Napoca, ¿qué ver? de forma completa. Así, el bastión de los Sastres es la única torre defensiva que queda de la antigua muralla del siglo XV. De hecho, fue derribada y reconstruida varias veces, la última a principios del siglo XVIII. También alberga un pequeño museo de historia.

Cerca de él se encuentra la iglesia Reformada, ante la que se erige una estatua de San Jorge. Se edificó entre los siglos XV y XVI y responde a los cánones de la iglesia tipo fortaleza y del estilo gótico. En su interior, asimismo, guarda la mayor colección de escudos de armas de Transilvania. No debes confundirla con otra iglesia denominada igual, pero que es neoclásica del XIX.

Y, precisamente, si quieres ver los restos de la antigua ciudadela medieval, tienes que subir a la colina Cetatuia, desde la que tienes espectaculares vistas de la ciudad y donde hay un monumento que rinde homenaje a los caídos en la guerra mundial de 1914-1918. Asimismo, no debes confundirla con la Ciudadela construida en el siglo XVIII. Se trata de una fortaleza con varios edificios, tres puertas y baluartes en las esquinas.

En conclusión, hemos respondido a la pregunta Cluj Napoca, ¿qué ver? mostrándote los principales monumentos de esta bonita ciudad de Rumanía. Tan solo nos resta decirte que, si la visitas, también te acerques a otras localidades igualmente muy hermosas e históricas de Transilvania como Bistrita o Sighisoara. Anímate a conocer esta preciosa zona del Viejo Continente.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*