publicidad

En otoño los cruceros por el Rin ofrecen paisajes deliciosos y diferentes a los del resto del año: pueblos, castillos y viñedos de Riesling, desde Koblenz a Mainz, descubrimos la faceta más tradicional y encantadora del oeste de Alemania.